Los soportes de un dictamen pericial, los podr??amos clasificar de la siguiente manera:

  1. Los que sirvan de fundamento al perito para dar conclusiones (art. 226 inciso 4, de la Ley 1564/12 y art. 219 de la Ley 1437/11); se deber?? anexar al informe pericial los documentos que utiliz?? para la identificaci??n, estudio y experimentaci??n con el objeto a peritar.
  2. Los que certifican la idoneidad y experiencia del perito (art. 226 inciso 4, de la Ley 1564/12); estos soportes son los que indican a las partes y al juzgador las cualidades y calidades con las cuales cuenta el perito.
  3. Los que certifiquen la habilitaci??n que tiene el experto para el ejercicio del peritaje en el caso asignado (art. 226 inciso 5, numeral 3 de la Ley 1564/12); soportes que convalidar??n que el perito no se encuentra en ninguna de las causales de exclusi??n de los auxiliares de la justicia.
  4. Los que le sirvieron al perito para la elaboraci??n del informe pericial (art. 226 inciso 5, numeral 10, de la Ley 1564/12). Documentos que le permitir??n al auxiliar de la justicia explicar el camino que ha tomado para arribar a las conclusiones, que son el fin ??ltimo de la pericia.

Los papeles de trabajo del contador p??blico como soporte del dictamen pericial

Los papeles de trabajo juegan un rol muy importante, puesto que muchos de los dict??menes periciales financieros, contables y tributarios son elaborados por profesionales de la contadur??a p??blica, tomando relevancia los papeles de trabajo, al servir como soporte del procedimiento desplegado por el perito para elaborar el informe pericial.

Para el profesional de la contadur??a p??blica, los papeles de trabajo est??n reglados en la ley[1] que reglamenta el ejercicio profesional del contador, en la cual se hacen precisiones sobre la forma en que debe actuar un contador p??blico cuando se encuentre realizan- do auditor??a respecto de la actividad que le fue encomendada.

Por vocaci??n, el profesional contable puede dedicar su profesi??n a la peritaci??n de objetos que versen sobre temas financieros, de ingenier??a econ??mica, valoraci??n, contables y/o tributarios, caso en el cual deber?? tener presente que esa funci??n ha sido reglada por la ley, puesto que cuando la cumple, no solo act??a como contador, sino tambi??n con auxiliar de la justicia (oficio p??blico), lo que con- lleva a una serie de responsabilidades.

Los papeles de trabajo, han sido dise??ados para que el profesional contable indique con precisi??n el procedimiento desplegado para dar su opini??n profesional; en lo que ata??e a la labor pericial, estos documentos constituyen soporte del procedimiento que ha surtido el experto para arrojar un informe, siendo esta una de las excepciones donde el contador p??blico debe aportar los papeles de trabajo.

El soporte debe acompa??ar el dictamen. Los papeles de trabajo, como lo indica la ley procesal, as?? estos sean de propiedad exclusiva de estos profesionales[2], deben anexarse.

En lo que ata??e a la propiedad de los papeles de trabajo, el Consejo T??cnico de la Contadur??a P??blica, expuso:

  1. Los papeles de trabajo son propiedad exclusiva del contador p??blico, la circunstancia de que los papeles de trabajo sean de naturaleza confidencial exige que ??stos deben ser protegidos en forma permanente. Los papeles de trabajo son preparados en las oficinas del ente, de los registros del ente, y a expensas del ente; pero a??n as??, estos papeles de trabajo son propiedad exclusiva del contador p??blico.

  2. La propiedad de los papeles de trabajo, no obstante est?? sujeta a las limitaciones de ??tica profesional sobre violaciones de informaci??n ante las autoridades competentes. En algunas ocasiones, ciertos papeles de trabajo pueden servir como punto de referencia para una entidad, pero nunca como soporte o sustituto de un registro

  3. La propiedad de los papeles de trabajo del contador p??blico, es consecuencia l??gica de las relaciones entre el contador p??blico y el ente ya que ??l no es un empleado com??n del mis Es un profesional independiente que tiene la libertad para determinar los procedimientos necesarios para llevar a cabo sus funciones profesionales.???[3]

De la lectura del pronunciamiento trascrito se evidencia que si los papeles de trabajo son de propiedad exclusiva del profesional de la contadur??a, estos no deben anexarse al dictamen pericial; pero las normas que reglan la prueba pericial, indican que el perito ha de relacionar y adjuntar los documentos e informaci??n utilizados para la elaboraci??n del dictamen[4].

Por lo anterior, cuando un profesional de la contadur??a p??blica funge como perito (auxiliar de la justicia), en un proceso judicial de cualquier ??ndole o uno arbitral, ha de saber que los documentos y el procedimiento que realiza para emitir su opini??n o comprobar algo, debe encontrarse anexo con el informe, explicando de manera detallada y concreta los pasos que sigui??; lo que equivale a decir, que deber?? incorporar los papeles de trabajo que fungieron como base para el dictamen, aun sabiendo que hay normas expresas sobre la exclusividad de los mismos, la actividad pericial es especial, lo que hace que sus normas sean especiales y prevalezcan sobre las dem??s, en este caso, sobre las que regulan la profesi??n del contador p??blico.

El hecho notorio, el soporte y del dictamen pericial.

La Corte Constitucional, ha establecido lo que ha de entenderse por ???hecho notorio???, as??:

???Hecho notorio es aqu??l cuya existencia puede invocarse sin necesidad de prueba alguna, por ser conocido directamente por cualquiera que se halle en capacidad de observarlo. (???) ???.[5]

El C??digo General del Proceso, ha dispuesto sobre el hecho notorio:

???Los hechos notorios y las afirmaciones o negaciones indefinidas no requieren prueba???.[6] (Subrayado fuera de texto).

Dada la naturaleza de los hechos notorios, la ley procesal ha previsto que estos no deben ser ???probados???; si los soportes del dictamen pericial se basan en hechos notorios, no es necesario que los mismos se anexen al informe pericial, toda vez que estos pueden ser percibidos por cualquier persona, como sucede con los ??ndices de inflaci??n o con las tasas representativas del mercado. Los hechos notorios pueden estar rese??ados, indicados, se??alados o remitirse a los sujetos procesales a donde se hallaren u observaren; en ciertos casos bastar??a con se??alar o indicar su fuente.

Legislaci??n, doctrina oficial, jurisprudencia, certificaciones de entidades p??blicas y doctrina como soporte del dictamen pericial

En ciertos casos el dictamen pericial se fundamenta en normas, sean estas leyes, decretos, reglamentos, ??rdenes o resoluciones, lo que no afecta la imparcialidad, la tecnicidad del informe o la profesionalidad del perito y su respectiva sustentaci??n; tampoco se trata- r??a de un dictamen sobre un punto de derecho.

Esto es frecuente y necesario, porque, dada la amplitud del ordenamiento jur??dico y la especialidad que se requiere en algunas materias, v. gr., las regulaciones aduaneras, tributarias o en el campo burs??til, energ??tico o de las telecomunicaciones, por ejemplo,?? se requiere de una persona que domine la ciencia, arte, profesi??n u oficio, y que adem??s, conozca las normas que reglan la materia, lo que en muchas ocasiones hace que un perito sea abogado y un experto en cualquier otro campo de manera simult??nea, como la ingenier??a, las finanzas, la contadur??a o la medicina.

De otro lado, existen entidades p??blicas a las cuales la ley les ha dado la posibilidad de ???conceptuar??? en el campo que se des- envuelvan (Doctrina Oficial); es el caso de los ministerios, de las superintendencias, de algunos cuerpos colegiados como el Consejo Superior de la Judicatura o la Junta Central de Contadores o de las Unidades Administrativas Especiales, como es el caso de la DIAN o la UGPP.

Estas entidades, dada la especialidad del sector o ??rea que regulan, vigilan, controlan o fiscalizan, pueden emitir conceptos, resoluciones, circulares, entre otros actos, que si bien no vinculan a los particulares (pues se estar??a legislando y reemplazando al legislador, a menos que la Constituci??n y la ley les haya dado dicha competencia), hacen que sus funcionarios acaten las decisiones que mediante un concepto, oficio, circular o cualquier otro acto expida la entidad, lo que consecuentemente genera lo que se ha denominado: ???doctrina oficial???.

Respecto del dictamen pericial, se puede decir por lo anterior que cuando su fundamento se remita a normas especiales o actos de la administraci??n, que requieran conocimientos sobre una determinada profesi??n, arte u oficio o se basen en conceptos o resoluciones (doctrina oficial) que expidan las entidades especializadas en un campo, el perito est?? eximido de aportar y anexar tales soportes al informe, y bastar?? con la sola indicaci??n de la ley, el decreto, la resoluci??n, el acuerdo, el oficio, la circular, la orden, etc.; eso s??, el se??alamiento de la norma deber?? ser correcto, claro y preciso, con el fin de que las partes y el juez puedan constatar tal soporte.

 

[1] Ley 43 de 1990, art??culo 19.

[2] Ley 43 de 1990, art??culo 9: ???De los papeles de trabajo. Mediante papeles de trabajo, el Contador P??blico dejar?? constancia de las labores realizadas para emitir su juicio profesional. Tales papeles, que son propiedad exclusiva del Contador P??blico, se preparan conforme a las normas de auditor??a generalmente aceptadas. (???)???.

[3] Consejo T??cnico de la Contadur??a P??blica, Pronunciamiento n??mero 5.

[4] C??digo General del Proceso, inciso 6, numeral 10 del art??culo 226.

[5] Corte Constitucional, Sala Plena, en Auto 035 de 1997.

[6] C??digo General del Proceso, art??culo 167, inciso 4.


Autor: Cesar Mauricio Ochoa P??rez

Im??genes tomadas de??www.pexels.com??