??1.??Identidad del perito y sus auxiliares.

Se busca que el perito y quien auxili?? o ayud?? a est?? a preparar el informe pericial puedan ser identificables, a fin de poder acreditar la idoneidad de quienes participan en la elaboraci??n de la experticia; y esto, es porque el perito cumple con aquella misi??n de auxiliar t??cnicamente al juez o ??rbitro, en las pruebas requeridas para su decisi??n.

La identificaci??n del perito y sus auxiliares permitir?? la contradicci??n del dictamen y el llamamiento por el juez, para que rinda cuenta y explicaci??n de su experticia, o para aclarar, complementar o adicionar su dictamen, de conformidad con el procedimiento establecido para el agotamiento de la prueba en cada juicio.

Este numeral es uno de los requisitos fundamentales para la existencia jur??dica de este medio probatorio, porque no puede allegarse en un juicio o procedimiento una prueba pericial si no se acredita quien fue su autor, ya que no habr??a debido proceso y se cercenar??a el derecho a la contra- dicci??n; se impedir??a el acceso a la sustentaci??n, aclaraciones, complementaciones o adiciones.

2. Los datos b??sicos del contenido del dictamen pericial.

Este requisito no deber??a afectar la existencia, validez o debida forma del dictamen pericial, toda vez que identificado el perito y sus auxiliares, puede por otros medios lograrse su ubicaci??n, y por ende su comparecencia; viciar??a el dictamen si por otros medios no fuera posible contactar al pe- rito y sus auxiliares, y surtir los procedimientos establecidos para cada juicio.

3. Anexar los documentos id??neos que habilitan al perito para el ejercicio de su profesi??n, arte u oficio.

El perito deber?? anexar al dictamen los documentos y pruebas de su experticia, los cuales entre otros deben incluir los t??tulos profesionales, de especializaci??n, maestr??a o doctorado, los art??culos o textos escritos de su autor??a, las investigaciones realizadas y la experiencia comprobable tanto en la ciencia, arte, tecnolog??a u oficio en la que dice ser experto; as?? como la participaci??n en trabajos periciales, tanto en el caso en el que interviene como en los diversos temas en los que ha participado.

Es requisito igualmente seg??n este numeral que el perito sea alguien calificado, toda vez que para poder rendir la experticia requerir?? que acredite la profesi??n, oficio, arte o actividad especial, seg??n la legislaci??n vigente para cada caso, estableci??ndose como medio probatorio los documentos id??neos, tales como: los t??tulos acad??micos, las tarjetas profesionales y los documentos que certifiquen la respectiva experiencia profesional, t??cnica o art??stica.

Como elemento adicional, se le impone al perito el deber de informar qui??n particip?? o colabor?? en el dictamen, y especificar cu??l es su profesi??n, oficio, arte o actividad especial.

4. La lista de publicaciones, relacionadas con la materia del peritaje, que el perito haya realizado en los ??ltimos diez (10) a??os, si las tuviere.

No debe tenerse como un requisito para la existencia, validez o debida forma del dictamen ya que el perito puede no haber realizado publicaciones sobre el objeto o materia de la experticia; sin embargo, de haberlo hecho es necesario que lo diga, toda vez que le servir?? a las partes y al juez para conocer los argumentos t??cnicos y/o cient??ficos, y sobre todo para establecer en un momento dado la ???real convicci??n profesional??? del auxiliar de la justicia, como se anot?? anteriormente.

Este requisito sirve al perito para su acreditaci??n, eleva su ???categor??a???, prueba su conocimiento y experticia, y hace parte de los elementos a tener en cuenta para la tasaci??n de los honorarios y su justificaci??n en un grado m??s elevado.

5. La lista de casos en los que haya sido perito o en los que haya participado como auxiliar en los ??ltimos cuatro (4) a??os.

Se podr??a resumir este numeral diciendo que el perito deber?? anexar en su informe pericial una lista de todos los procesos en los que haya participado como perito o auxiliar del mismo, durante un t??rmino prudencial establecido por ley (4 a??os); indicando de manera ordenada y concisa, cada proceso, y consiguientemente el juzgado o tribunal judicial o de arbitramento donde fue tramitado el mismo.

Creemos que como garant??a, el perito deber??a anexar en lo posible a su lista todos los casos en los cuales hubiere participado, esto por transparencia y a su vez porque prueba en parte la objetividad e independencia del perito.

Este requisito que le impone la ley cumplir al perito y a sus auxiliares es fundamental para determinar la independencia, la objetividad, la idoneidad y experiencia del perito, permite a las partes y al juez formarse una idea sobre la capacidad y calificaci??n del auxiliar de la justicia en casos como el que se debate.

6. Si ha sido designado en procesos anteriores o en curso por la misma parte o por el mismo apoderado de la parte, indicando el objeto del dictamen.

Con esta declaraci??n se busca saber a ciencia cierta qui??n y en qu?? tiempo le ha solicitado dict??menes periciales al perito; distinguiendo: i) procesos anteriores al debate actual; ii) procesos que se encuentren en curso; iii) objeto de dict??menes anteriores; iv) parte o apoderado de la parte que lo ha contratado o designado para rendir experticias en cualquier tiempo.

Esta informaci??n va encaminada a la protecci??n de la contraparte y de la prueba, ya que hace que se requiera mayor rigurosidad en el examen de la objetividad e independencia del perito; debemos aclarar que de manera alguna puede establecerse un prejuicio sobre la objetividad e independencia del experto, toda vez que ??stas se prueban con el contenido de su dictamen y no por haber participado en otros experticios en los cuales estuviese vinculada la parte o sus apoderados, ser??a tanto as?? como una presunci??n de mala fe que recaer??a sobre un tercero independiente como lo es el auxiliar de la justicia.

Debemos resaltar la importancia de indicar el objeto del dictamen pericial que rindi?? en los anteriores procedimientos o juicios, dado que con esto acreditar?? su experiencia, se establecer?? su real convicci??n profesional, y se podr?? de- terminar por la partes, si as?? lo requieren, cu??l ha sido la posici??n doctrinaria del perito.

7. Si se encuentra incurso en las causales contenidas en el art??culo 50.

El art??culo 50 del CGP[1] establece las causales de la lista de auxiliares de la justicia.

Es una obligaci??n, informar por parte de los peritos, a los tribunales de arbitramento, a los juzgados o a los tribunales judiciales, sobre si est??n inmersos en una de las causales de exclusi??n, toda vez que de no advertirlo, se compromete el valor probatorio del informe pericial, como tambi??n la responsabilidad penal, civil y/o disciplinaria del auxiliar de la justicia.

8. Declarar si los ex??menes, m??todos, experimentos e investigaciones efectuados son diferentes respecto de los que ha utilizado en peritajes rendidos en anteriores procesos que versen sobre las mismas materias.

El perito debe informar los fundamentos t??cnicos, cient??ficos o art??sticos, as?? como los ???ex??menes, m??todos, experimentos e investigaciones??? realizados para arribar a las conclusiones, esto como parte del contenido del dictamen pericial, que ya vimos en el ac??pite anterior.

Debe recordarse que el perito es un profesional, t??cnico o artista, en una materia, ciencia, arte u oficio determinado, que tiene fundamentos, investigaciones y teor??as que lo sustentan, algunas pac??ficas y otras divergentes, normalmente apoyadas de manera general o aislada por los doctrinantes de la ciencia, arte u oficio.

El perito debe sustentar sus conclusiones con dichos fundamentos y explicar el porqu?? de su utilizaci??n. Es posible que el profesional sea un investigador, autor o referente de la materia sobre la que versa la pericia, caso en el cual valdr??n sus investigaciones.

Lo que pretende este requisito o declaraci??n, es verificar si el perito ha cambiado su posici??n doctrinal o hermen??utica en el dictamen que se controvierte; por ello, si el experto nunca ha utilizado o ha usado nuevos ex??menes, m??todos, experimentos e investigaciones, diferentes de los aplicados en dict??menes que antes rindi??, deber?? justificar el cambio doctrinal que afecta el resultado del dictamen. No significa esto que no pueda haber un cambio de doctrina o teor??a tal como ya lo explicamos en el ac??pite de las caracter??sticas del dictamen pericial.

Esta declaraci??n coincide adem??s con la lista de dict??menes en los que ha participado el perito, all?? es donde toma importancia el numeral 5 del art??culo 226 del C??digo General del Proceso ya estudiado.

Para probar el cambio en la posici??n doctrinal o cient??fica se deber??n confrontar los dict??menes antes rendidos con el que se debate, investigando el objeto y los m??todos, ex??menes, experimentos e investigaciones, que se practicaron en experticias anteriores, para demostrar el cambio de posici??n del perito.

9. Declarar si los ex??menes, m??todos, experimentos e investigaciones realizados est??n acordes con la doctrina. En caso de que sea diferente, deber?? explicarlo.

En este caso no se confrontan dict??menes periciales precedentes con el que se encuentra en debate. Con la declaraci??n lo que busca es descubrir si el experto dicta- min?? usando ex??menes, m??todos, experimentos e investigaciones diferentes a los que usa en el ejercicio de su profesi??n, actividad especial, arte u oficio.

La discrepancia existente entre los ex??menes, m??todos, experimentos e investigaciones efectuados en el informe pe- ricial y lo que acostumbra a realizar en el ejercicio de su profesi??n, arte, oficio o actividad especial, el perito, ser??n declaradas por ??l mismo, dado que es una obligaci??n que se le impone al experto, y es ??l quien deber?? justificar la congruencia de su posici??n y su an??lisis, adem??s de sustentar ampliamente el porqu?? de su actuaci??n diversa de la cotidianidad de su trabajo o investigaciones.

 

[1] Ib??dem. Art??culo 50. ???El Consejo Superior de la Judicatura excluir?? de las listas de auxiliares de la justicia:

  1. A quienes por sentencia ejecutoriada hayan sido condenados por la comisi??n de delitos contra la administraci??n de justicia o la Administraci??n P??blica o sancionados por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura o sus Seccionales.
  2. A quienes se les haya suspendido o cancelado la matr??cula o licencia.
  3. A quienes hayan entrado a ejercer un cargo oficial.
  4. A quienes hayan fallecido o se incapaciten f??sica o mentalmente.
  5. A quienes se ausenten definitivamente del respectivo distrito judicial.
  6. A las personas jur??dicas que se disuelvan.
  7. A quienes como secuestres, liquidadores o administradores de bienes, no hayan rendido oportunamente cuenta de su gesti??n, o depositado los dineros habidos a ??rdenes del despacho judicial, o cubierto el saldo a su cargo, o reintegrado los bienes que se le confiaron, o los hayan utilizado en provecho propio o de terceros, o se les halle responsables de administraci??n negligente.
  8. A quienes no hayan realizado a cabalidad la actividad encomendada o no hayan cumplido con el encargo en el t??rmino otorgado.
  9. A quienes sin causa justificada rehusaren la aceptaci??n del cargo o no asistieren a la diligencia para la que fueron designados.
  10. A quienes hayan convenido, solicitado o recibido indebidamente retribuci??n de alguna de las partes.
  11. A los secuestres cuya garant??a de cumplimiento hubiere vencido y no la hubieren renovado oportunamente.

En los casos previstos en los numerales 7 y 10, una vez establecido el hecho determinante de la exclusi??n, el juez de conocimiento lo comunicar?? al Consejo Superior de la Judicatura, que podr?? imponer sanciones de hasta veinte (20) salarios m??nimos legales mensuales vigentes (smlmv). Lo mismo deber?? hacer en los casos de los numerales 8 y 9, si dentro de los cinco (5) d??as siguientes al vencimiento del t??rmino o a la fecha de la diligencia el auxiliar no demuestra fuerza mayor o caso fortuito que le haya impedido el cumplimiento de su deber. Esta regla se aplicar?? a las personas jur??dicas cuyos administradores o delegados incurran en las causales de los numerales 7, 8, 9 y 10.???


Autor: Cesar Mauricio Ochoa P??rez

Im??genes tomadas de??www.pexels.com??